Wednesday, March 3, 2010

Un tópico atípico

Los lingüistas, historiadores, arqueólogos, sociólogos… en fin todos aquellos que de una u otra manera trabajan y piensan en la grandeza del ser humano afirman que el idioma es una de las máximas expresiones de cultura de un pueblo. Desde los lenguajes nórdicos, pasando por las lenguas germanas, tratando de comprender la filosofía envuelta en los idiomas orientales y llegando a las lenguas romances de donde surge nuestro querido Español, que también tiene matices árabes e indos en él, uno puede establecer la relación entre  el pueblo, su cultura y su lengua; la estricta estructura del idioma alemán hace de ellos un pueblo avanzado y funcional, la simplicidad del idioma inglés hace que ellos puedan comprender las cosas de una manera más sencilla, la semántica presente en cada uno de los símbolos del japonés hace que la relación del mundo con su cultura sea fuerte, la belleza del idioma francés hace que  este pueblo sea recordado por su arte y su literatura (así como por su revolución :) ), nuestro español nos hace pueblos únicos, resultado de una mezcla milenaria de muchos pueblos a los cuales de una u otra manera les debemos algo.

En parte esta deuda que tenemos con todos nuestros ancestros que nos dieron este legado idiomático implica el respeto. El respeto por nuestro idioma, y de paso por nuestra cultura, es una base fundamental para el sostenimiento de nosotros como sociedad hispano-parlante. Es en base a esta línea de respeto y amor por nuestro idioma materno que debemos usarlo correctamente, no solo siendo justos en la ortografía o en la gramática, sino también semántica. Muchos de nosotros tenemos nuestros afectos a la hora de aprender un idioma nuevo (yo por ejemplo estoy aprendiendo francés) y así como aprendemos a hablarlo de la mejor manera y a respetar cada una de las reglas, y excepciones, de este también debemos sentir el mismo afecto por nuestra lengua nativa; y una de las maneras es usando las palabras que corresponden.

El titulo de este post hace referencia a uno de los errores más comunes entre nosotros como hispano-parlantes, y más en el ámbito científico, el uso de la palabra tópico. Esta pasión por otros idiomas nos lleva a tratar de encontrar semejanzas entre sus palabras y las nuestras al punto de “españolizar”, no estoy seguro si esta palabra existe, varias de ellas. Claro ejemplo de esto son palabras como Closet, Sándwich, Mug y más reciente el uso de verbos como Googlear o Surfear en la web, palabras que dado su amplio uso a nivel universal se han convertido en términos de nuestro diario vivir, pero ¿qué pasa cuando se traduce algo que realmente tiene una traducción y que cuya traducción puede llevar a la mas absurda de las interpretaciones? pues esto sucede a diario en nuestra sociedad. El uso atípico de la palabra tópico ha llevado a que personas ilustradas la usen con el fin de referirse a un tema en específico.

El término Tópico hace referencia a algo que se aplica de manera externa, como una crema o ungüento. He quedado sorprendido cuando he visto expresiones del tipo, tópicos avanzados en, el tópico de nuestra investigación es… como quien dice todo el mundo esta trabajando en cremas!!! la crítica de este post, que sería mejor decir entrada :P , esta enfocada en el mal uso que le damos a esta palabra y más aún en círculos donde se creería que el correcto uso del idioma es una característica por defecto que se debería tener.  Pero más allá de criticar el uso de una palabra la idea central es reconocer la grandeza de nuestro idioma, la riqueza de su léxico y la belleza de su construcción.

Así que este humilde escritor solicita de manera atenta y cordial que cada uno de nosotros sea un caballero semántico y sintáctico, que defendamos nuestra cultura y que seamos fiscales del correcto uso del único legado cultural que permanece a través de las distintas generaciones, de la única enseñanza que nuestros padres indudablemente dejan en nosotros, del único vínculo que tenemos con los cientos de pueblos que han forjado nuestra historia… que seamos guardianes de la palabra :) .

Y evocando al Profesor Super O, “A luchar por la justicia idiomática!”

No comments: