Wednesday, July 1, 2009

Los locos cambian el mundo?

Buenas.

Hace mucho tiempo leí una frase que decía: “Los locos cambian el mundo”. De un tiempo para acá he pensado en el significado de la palabra loco así que recordé aquella frase de antaño y decidí ponerme en la tarea de entender porque la gente llama a otros locos. Primero que nada busque en el diccionario, la real academia de la lengua española define loco como una persona que ha perdido la razón, de poco juicio, disparatado, excede lo ordinario y llega hasta definiciones que tienen que ver con el tipo de sexualidad; de estas solo me interesan las primeras para esta disertación. De las cuatro definiciones que se plantean todas giran en torno a lo mismo: salirse de los estándares. A continuación describiré cada una para poder llegar a demostración de la tesis planteada al inicio: “Los locos cambian el mundo”.

¿Qué es la razón? Nuevamente nuestro amigo el diccionario nos dice que es la facultad de inventar, inferir o conjeturar. Algunos podrán decir que la razón es la que nos separa de los animales y la que nos da el grado de conciencia de especie. Entonces si esto es innato en los seres humanos, ¿cómo podemos perder la razón?, desde mi punto de vista esto se podría comparar a algo que estaba en el lugar de siempre, pero ahora no está ahí. Como si nuestra razón siempre estuviera en un lugar, y cuando nos enloquecemos simplemente cambiara de lugar. Entonces es necesario definir en qué lugar estaba... obviamente no es un lugar físico, es más bien un estado común, donde todos saben que la pueden encontrar, porque a ciencia cierta uno no sabe cuando la ha perdido, son las demás personas las que se dan cuenta de eso. Entonces si todos saben donde esta, es porque todos están ahí!, en el mismo estado, lo que nos lleva a concluir que la perdida de la razón no es más que cambiar el estado que nos ha sido asignado por los demás. Ahora, usando silogismos y reemplazando los conceptos que hemos esclarecido, podemos afirmar que perder la razón es lo mismo que cambiar el estado, o salirnos, de la nuestra facultad de inventar, inferir o conjeturar. Ojo, no es que perdamos la capacidad, sino que simplemente cambiamos el estado, como quien dice inventamos, inferimos o conjeturamos de una manera diferente o desde un estado diferente.

Para continuar con la segunda definición necesitamos definir juicio. En resumidas cuentas Juicio es la capacidad de tomar decisiones (el diccionario habla de distinguir el bien del mal, de opinar, de tomar una posición o hacer un dictamen). Entonces, podríamos decir, que el loco es una persona con una mala capacidad de distinguir entre el bien y el mal o que da opiniones pobres. Pero de nuevo es necesario analizar, en este caso, que es bueno o malo. Estas definiciones vienen dadas por consenso, es decir, por reglas universales con las que todos deberíamos estar de acuerdo, ejemplo concreto de esto son las leyes que rigen los diferentes países en el mundo. Por lo tanto una persona con poco juicio es aquella que tiene una pobre o mala interpretación de estas leyes. Y, de nuevo, las otras personas que se acogen a esas leyes o normas que definen el bien o el mal son las que dicen que alguien tiene poco juicio, entonces, una persona con esta característica es aquella que tiene una interpretación diferente (pobre, mala o errónea) del consiente colectivo del bueno o malo. Una buena manera de entender esto es mediante un ejemplo y que mejor que el postulado de la Relatividad, propuesto por Albert Einstein en 1905. Cuando se publicó esta idea la comunidad científica afirmó que Einstein no había comprendido las leyes de la física y que la sola idea de unificar el tiempo y el espacio era absurda, algo que funcionaba perfectamente de manera separada y bajo las leyes que Newton propuso hacía varios siglos atrás. Esto muestra que en ese momento Einstein fue tildado de tener poco juicio o de estar equivocado.

Nuestra tercera definición, disparatado, no es más que ser "contrario a la razón", y si la razón es nuestra capacidad de inventiva, como lo mostré en la primera definición, estar contrario a esto es, en otras palabras, inventar de una manera diferente. Diferente a qué?, pues a la razón o inventiva colectiva. Muchas veces hacemos referencia a alguien "disparatado" como aquel que viste raro, dibuja cuadros extraños o lleva un estilo de vida diferente, muy diferente. Aquel que soñó un día con poder enviar una carta sin usar papel o en guardar sus miles de canciones preferidas en su bolsillo probablemente pudo haber sido tildado de disparatado, pues no cabía en el imaginario colectivo una idea como tal.

Por último se dice de un loco que es aquel que excede lo ordinario. Que definición más sublime y mágica, no por nada la deje de última. De esta definición es necesario determinar qué es lo ordinario; lo ordinario es aquello que es común, regular y que sucede habitualmente, algo así como aburrido. Entonces algo que excede esto es como un pico en una gráfica constante, es como la punta en una campana de Gauss, como el que escribe una canción que mueve a millones de personas, o el que en un libro o película hace que muchas personas lloren o rían. Cuando alguien sale de ese común, cuando alguien hace algo extraordinario, cuando alguien es un "outlier" se dice que está loco.

Luego de presentar los argumentos que explican las definiciones de loco podemos hacer una conclusión general. En pocas palabras loco puede ser definido como "Fuera de lo común", alguien que hace cosas únicas e increíbles, pero cuidado, eso no implica que esos actos sea solamente buenos, o acaso no recuerdan aquel hombre que hace un poco mas de 60 años armo una guerra mundial?. Los actos de estos locos son los que, a pesar de ir en contra de toda cotidianidad, cambian paradigmas, rompen esquemas y desafían las más brillantes ideas. Por no ir más allá los podemos definir así, usando las 4 definiciones arriba dadas: los locos son inventores de ideas disparatadas que ofrecen visiones diferentes del mundo buscando exceder los límites del imaginario colectivo. Lo que nos lleva a concluir, por simple lógica formal, que los locos SI cambian el mundo.

Todo esto lo hice para cambiar la manera en que usamos la palabra loco. Muchas veces nos referimos a la gente que vive en la calle o a los que tienen algún problema mental como locos. Esto no es así, ellos no son locos, tienen una condición especial que no implica estar loco. Los ingleses, en cambio de nosotros, si tienen muy bien diferenciados estos términos, dando a las personas con problemas mentales el nombre de "Insane" y a los locos de esta disertación el termino de "Crazy". Así que pues de ahora en adelante a llamar las cosas por su nombre!!!

Quisiera terminar este post con un par de cosillas que pueden quedarse en el tintero, la primera un ejemplo de grandes locos a través de la historia y la segunda unas palabras de Immanuel Kant tomadas de su "Crítica a la razón pura".

  • Albert Einstein: Su teoría de la relatividad cambio el mundo, nadie le creyó cuando propuso la constancia de la velocidad de la luz y la imposibilidad de separar el tiempo-espacio.
  • Mahatma Gandhi: El solo, con un bastón y una tela blanca derroto al imperio británico sin necesidad de disparar una sola bala o matar a una sola persona.
  • Henry D. Thoreau: Se abstuvo de pagar impuestos para apoyar la guerra con de los Estados Unidos contra México ya que no le pareció la idea de apoyar una injusticia como esa, fue encarcelado por eso pero sus ideas fueron la base para los cambios en la India y el fin de la segregación racial en Estados Unidos.
  • Galileo, Kepler, Bruno, Newton: Ellos y otros más se atrevieron a desafiar las teorías de la Iglesia y plantearon ideas nuevas que cambiaron la forma en que se veía el universo, al comienzo fueron solo unos locos que decían que la tierra era solo un planeta y no el centro del universo
  • Cristóbal Colón: Se percato de que los barcos parecían hundirse en el horizonte y tuvo la brillante idea de llegar a la India por otro lado. Muchos creyeron que se caería en el borde de la tierra plana.
  • Fernando Botero: Solo se le ocurrió pintar Gordos y gordas en sus cuadros.
  • Gabriel García Márquez: Luego de su afamada obra "Cien años de soledad" escribió "El otoño del patriarca", una obra que revoluciono la manera de hacer literatura. Al comienzo decepciono a algunos que esperaban algo similar a su obra cumbre, pero ahora es admirada por su innovación y realismo mágico.
  • Julio Cortázar: Su "Rayuela" rompió los esquemas de la literatura y se convirtió en una de las historias de amor mejor contadas del boom Latinoamericano.
  • Quin Shi Huang: Fue el primer emperador de la china unificada, después de haberla unificado el mismo. Tenía la obsesión por la inmortalidad, incluso llego a tomar Mercurio para vivir por siempre. Bajo su mandato se unifico el lenguaje Chino, usado actualmente, se unifico la moneda, usada actualmente, se construyeron las murallas chinas, vistas hoy en día desde el espacio. Al morir ordeno que construyeran un ejército inmortal que lo protegiera por la eternidad, que hoy conocemos como los Guerreros de Terracota.

Son solo algunos locos, pero es claro que han existido miles más que en su momento cambiaron el mundo.

Nuestra época es, de modo especial, la de la crítica. Todo ha de someterse a ella. Pero la religión y la legislación pretenden de ordinario escapar a la misma. La primera a causa de su santidad y la segunda a causa de su majestad. Sin embargo, al hacerlo, despiertan contra sí mismas sospechas justificadas y no pueden exigir un respeto sincero, respeto que la razón sólo concede a lo que es capaz de resistir un examen público y libre.

KANT, Crítica a la Razón Pura. A XII.