Tuesday, March 31, 2009

28 de Junio de 1998

Hola a todos. La fecha de este post se remonta a cuando yo tenía la tierna edad de 12 años, es decir, hace más de 10 años… Voy a contextualizar un poco: El 15 de junio, como por variar, Rumania nos había ganado, un remate desde el costado izquierdo que cuelga al entonces mejor arquero Colombiano Farid Mondragón… como dolió ese gol. Luego el 22 de Junio encontraríamos de nuevo la senda de la victoria con un agónico gol en las postrimerías del encuentro, el hasta entonces desconocido Leider Preciado, hoy conocido como “Calimenio”, recibe un centro desde la izquierda y con la punta del guayo mete el balón en la red… ahhh momentos aquellos en que se internacionalizo el Tun Tun gracias a este difícil pero salvador gol contra Túnez.

Todo se definía para nosotros el 28 de Junio, donde nuestra experimentada, pero veterana, selección se enfrentaría contra una especie de Kínder Garden Inglés. Nombres como David Beckham o Michael Owen no eran tan famosos, pues hasta ahora era su primer mundial y aún tenían cara de niños. Los sonados nombres de Carlos "el pibe” Valderrama o Faustino “el tino” Asprilla sonaban más por esas épocas. El estadio Félix Bollaert de la ciudad de Lens nos daba la bienvenida, aún recuerdo la entrada de mi selección a ese bello estadio. Se dio el pitazo inicial, Colombia salió con toda a ganar el partido, Inglaterra venía de perder con Rumania así que necesitaba ganar, claro está que con el empate pasaría a la siguiente ronda, pero los “Hooligans” no estarían contentos de ver a su selección empatar. Fue muy temprano, al minuto 20, cuando un rebote deja mal parada a la defensa y Anderson nos mete el primero. Inglaterra sigue atacando y por esas cosas de la vida se produce una falta cerca del área, el naciente especialista en tiros libres David Beckham cobra… 2 – 0. Pero Inglaterra quería más. Es entonces cuando la figura monumental de Farid Mondragón sale a relucir y como un gigante se adueño de la portería colombiana. El bombardeo Inglés caía sin cesar sobre nuestra meta, pero Salve Dios a Farid (God save Faird!), que como los grandes, sacaba uno y otro remate de los bombarderos ingleses. El tiempo paso y termino el primer tiempo.

En el segundo tiempo las cosas no cambiaron, los ingleses seguían atacando y Farid, que grande Farid, atajaba remates. En ese momento todos nos dimos cuenta que el futbol colombiano necesitaba un cambio generacional, lo estaba pidiendo a gritos. Ni siquiera la dorada cabellera del Pibe, a quien al final Beckham le pide la camiseta (signo de respeto y admiración por parte del Inglés), tantas veces vanagloriada pudo hacer algo frente a la artillería inglesa.  Minuto 90, Shearer cobra un tiro de costado y el cancerbero Colombiano una vez mas, en dos tiempos, salva de la humillación al equipo. Segundos después el arbitro señala la mitad del terreno y da por terminado el partido, así como la participación de mi país en el mundial.

Las imágenes de Mondragón siendo consolado por el mítico arquero Inglés Seaman dieron la vuelta al mundo, este gran compatriota no podía ocultar la rabia y la tristeza, el magno esfuerzo de él no fue suficiente para pasar a la siguiente ronda. Ni siquiera los cojones, el empuje que le puso desde atrás y la mayoría de veces que, me perdonaran la expresión, “puteo” a sus compañeros para que le metieran las ganas y sudaran la camiseta fueron suficiente aliciente para los otros 10 hombres que estaban en el terreno de juego. Esta fue la última vez que pude ver a mi selección disputando una copa del mundo.

Desde aquella tarde de Junio comencé a anhelar, a soñar, a no perder la esperanza de ver a mi selección disputando nuevamente un mundial, pero los fracasos que prosiguieron a Francia 98 (Corea – Japón 2002 y Alemania 2006) fueron golpes muy duros para el corazón de un fanático y amante del futbol, como lo soy yo y creo que otros 44 millones de colombianos.

Hoy, 10 años, 9 meses y 3 días, otro fracaso golpea la esperanza del país del Sagrado Corazón de Jesús, al parecer la magia macondiana no puede de nuevo contra el sinsabor de la derrota. Colombia esta “virtualmente” eliminada del mundial de Sudáfrica 2010. Un partido que se podía ganar, una ilusión que crecía, una esperanza que nacía… fue destruida en 5 minutos con dos goles venezolanos. Una generación de hombres ha perdido la oportunidad de jugar el evento deportivo, después de los Olímpicos, más importante del mundo. Nombres de la clase de Mario Alberto Yepes o Carlos Calero no podrán  ir a un mundial. ¿Es esto justo? No lo se… Unos dicen que los malos manejos administrativos, otros dicen que la falta de compromiso, otros incluso le pueden decir mala suerte…

Oh Colombia Inmarcesible!, Oh Colombia Inmortal!, cuando podremos volver a soñar con un mundial? ¿será que seguiremos viviendo de los buenos recuerdos para no atormentarnos con el desalentador futuro? Necesitamos un cambio, a pesar de la buena actuación del equipo esta noche (jugando con 10 hombres), es tiempo que se pase la antorcha a las nuevas promesas, aquellos muchachos que dejaron el nombre de Colombia en alto en los mundiales Juveniles de Emiratos Árabes y Finlandia. Mientras tanto habrán pasado 12 años en los cuales este humilde servidor a apoyado de corazón cada partido y ha sufrido y gozado con cada gol…. 12 años…

DSC00050

El hecho es que Sudáfrica esta cada vez más lejos…

No comments: